Un jardín es un amigo que puedes visitar cuando quieras.

Hay algo en los jardines que despierta nuestra sensibilidad, ilusión, paz interior y admiración por la naturaleza… Quizás es porque un jardín es el resultado de trabajar con la madre tierra, con los conocimientos de experiencia de siglos y con el sentido de tratarlo como arte.

La Naturaleza, la Técnica y el Arte son las tres madres del jardín.

 

Un espacio bien diseñado no es solo bonito. Es funcional a la vez.

Si tiene muchas flores, pero no puedes acercarte a olerlas porque el camino de paso está embarrado, no se pensó el diseño para disfrutar de perfumes y colores.

Si la terraza minimalista es práctica pero te ven los vecinos, no está bien diseñada.

Si las plantas que tienen ya dos años han invadido la pared y se llenan de avispas, no hay un buen diseño vegetal acorde al uso del lugar.

Si el agua que demanda el jardín es exagerada y aún regando mucho se mueren las plantas, no se diseñó bien el jardín. 

 ¿Qué aspecto tiene tu Oasis Personal?

Quiero ayudarte a convertir en un jardín real todas esas ideas que llevas tiempo dando vueltas.

Tu proyecto necesita un café, horas de trabajo y todo el  cariño para sacarlo adelante. 

Pide una cita conmigo y empecemos por el café.

Los detalles importan.

En cada proyecto cuido que haya piezas de arte y decoración que encajen con el concepto de diseño que quieres.

También elijo contigo la paleta de colores y las texturas del jardín.

Si no sabes en qué estilo te mueves, te invito a que te descargues mi eBook estilos de Jardín.